Un Personal Shopper inmobiliario no tiene vivienda en venta porque nuestra misión no es la de vender un inmueble, nuestra misión es  ayudar a comprar el mejor inmueble que se ajuste a las necesidades y deseos de nuestros clientes.

 

Personal shopper o agencia inmobiliaria

 

Este es la gran diferencia entre las agencias que realmente representan al vendedor y que tienen que vender el inmueble que han captado para poder cobrar la comisión a cambio del trabajo realizado y un Personal Shopper Inmobiliario que no puede ni debe atar su búsqueda a un inmueble, sus honorarios ya están cubiertos y no tiene ningún interés en comprar un piso específico si no el mejor piso para nuestro cliente.

 

Enric Jiménez CEO de PropertyBuyers by Somrie e inventor de la expresión Personal Shopper Inmobiliario suele explicar este concepto con una comparación: cuando vas a una frutería para comprar naranjas y no las tienen, intentarán venderte mandarinas, pomelos o la fruta que tengan. Eso mismo pasa con la búsqueda de tu casa. Irás a una agencia porque has visto un piso que está promocionado en su web o en su escaparate y si ese no te gusta, te propondrán un piso de diferente tamaño y precio, pero similar, y visita tras visita, pasando de una agencia a otra, acabarás comprando por agotamiento.

 

Todo esto ocurre porque el mercado inmobiliario se funda sobre una gran equivocación: todo comprador cree que la agencia inmobiliaria defenderá sus intereses y no es así, los agentes inmobiliarios captan pisos para venderlos y su negocio se basa en la venta de esos inmuebles.

 

Diferente a las agencias inmobiliarias  

 

Esto no significa que en el sector inmobiliario no haya estupendos profesionales, es más, para nuestro trabajo de consultor en exclusiva del comprador son esenciales las sinergias con ellos para poder llegar al objetivo de las dos partes: cerrar un acuerdo de compraventa en la que tanto el vendedor como el comprador se encuentren a gusto.

 

Negociar entre profesionales es muy bueno tanto por el vendedor como para el comprador, podemos sincerarnos sobre el tiempo de venta de un inmueble, sobre su precio, sobre la necesidad o no de comprar o de vender cuanto antes. Las agencias inmobiliarias quieren trabajar con un Personal Shopper Inmobiliario porque saben que sus clientes están verdaderamente intencionados en comprar y no están simplemente sondeando el mercado. De hecho, tenemos constantemente contacto con agencias inmobiliarias que conocen nuestro trabajo y nos comunican las nuevas captaciones antes de publicarlas para poder acelerar las ventas.

 

Otro ejemplo importante puede ser la propuesta, a nuestro cliente, de un piso que conocimos anteriormente en otra búsqueda y que puede encajarle  y, sobre todo, con total transparencia, negociamos el precio con la agencia, porque ambas partes somos conscientes de que, si no se ha vendido aun, es porque se necesita ajustar el precio de venta.

 

Pilares del personal shopper inmobiliario 

 

Así que, en definitiva, uno de los pilares fundamentales de nuestra deontología profesional es justamente este: no podemos atar nuestra búsqueda a una serie de inmuebles que hemos captado nosotros porque está claro que, si así fuese, seríamos, simplemente, unos intermediarios y no unos agentes en exclusiva del comprador.